viernes, 15 de enero de 2010

Avatar, lo que pudo ser y no fue


Hace poco un blogger al que sigo habitualmente comentó las bondades y, sobre todo, los terribles fallos de Avatar, la última superproducción de James Cameron.


He de decir, que estoy parcialmente de acuerdo, y digo parcialmente, porque no creo que el problema de Avatar sea que se quede en el "envoltorio", no exactamente al menos.

Avatar es una gran película en cuanto a efectos, ambientación, animación, y un largo etcétera, el llamado "envoltorio" por el blogger que antes mencioné. Pero el problema de Avatar, es que desde principio a fin se observa una clara intención de transmitir algo. Y digo problema, porque es frustrante ver como no lo consigue.

Avatar tenía las herramientas necesarias para haber tenido un importante hueco entre las mejores películas de los últimos años. El universo mostrado era creible, y parecía estar realmente vivo, y por un momento creo que consigue conectar con el espectador, todo gracias a los ya mencionados efectos, esos paisajes, esos árboles, toda esa fauna salvaje...

Pero poco a poco, la película va perdiendo toda la capacidad para transmitir el mensaje que quería (o al menos debía): respeto a los seres vivos y a la naturaleza. Al final todo pasa a ser una mezcla de clichés cinematográficos, elementos predecibles y heroismo épico al más puro estilo Hollywood.

Y es que todo acaba muriendo en "un puñado de marines contra un puñado de bichos azules en una batalla de 30 minutos de "flechas" contra misiles...", un "indios contra vaqueros", y otros tantos sinónimos más que se os puedan ocurrir. Y me da rabia, porque la metáfora era extremadamente buena, todas esas conexiones entre los diferentes elementos de la naturaleza (que de hecho existen en el mundo real, de forma casi tan mágica como son mostradas en la película), el respeto que se quería inculcar, las alusiones al sentimiento de propiedad que tiene el ser humano sobre todo lo que le rodea...

Finalmente, en mi cabeza, Avatar quedará como "la película que me cobró 10€ por ver el primer 3D decente en un cine", y pudo ser mucho más... Realmente frustrante...

PD: Tampoco ayudó a que tomase esta película en serio haber visto antes el capítulo Dancing With Smurfs, de South Park, que podéis ver en su página web (en inglés), y que os recomiendo si queréis darle algún sentido a Avatar, al menos os hará reir un poco xD.

1 comentarios:

Trickser on 16 de enero de 2010, 2:17 dijo...

Gracias por el link Kap :D Buena entrada. Se me olvidó comentar lo de los 10 euros, que a mí también me los clavaron, pero esa es otra...

Publicar un comentario